Violencia en las Aulas Escolares

Publicado: 18/10/2010 21:58 por nicatierrad en EDUCACION
20101018220122-estudiantesss.jpg

 

 

 

 

MERCEDES ESPINOZA1 by user1369869

Policía Nacional, Ongs, e instituciones del gobierno buscan iniciativas para eliminar la violencia en las aulas escolares.

Clarissa22_san20000@yahoo.com.mx

León Nicaragua_ La violencia que se vive en el país, está siendo trasladada a las aulas de clase de algunos institutos de secundarias del municipio de León, donde los estudiantes han llegado agredir a los maestros hasta en la mismas aulas de clase. El último caso se escenificó en el Instituto Nacional de Occidente INO de esta ciudad.

Especialistas en temas de niñez y adolescencia señalan como algunas de las posibles causas, la desintegración familiar, la violencia intrafamiliar, maltrato de profesores a alumnos el consumo de alcohol y drogas en estudiantes y la pérdida de valores dentro de la sociedad.

Según los estudiantes algunos maestros, los regañan y agreden de manera verbal, y en algunas ocasiones toman represalia poniendo menos nota, incluso aplazando al estudiante.

“Maria”, nombre supuesto con el que identificaremos a una adolescente de 13 años, estudiante del turno vespertino del Instituto Mariano Barreto en la ciudad de León, dice que el maestro de Matemáticas las regaña y hasta las insulta con el calificativo de “burras”.

“Dice que somos unos chavalos brutos, burros, que no entendemos, como si él no hablara Español. En ocasiones nos dice que nadie va a pasar la clase. Esas palabras son muy hirientes, hay ocasiones que me pongo torpe, no me entra la clase”, refiere “María”.

Juana Chávez, miembro de la Junta Directiva de Padres de Familia del Instituto Nacional de Occidente INO, manifiesta que los maestros deben de tomar una posición de educador, formador de futuros profesionales; no ofensiva y agresiva con los estudiantes; con consejos, y no con amenazas.

“El maestro debe darse su lugar. Imagínese que se van a tomar licor con los estudiantes, qué imagen puede tener un estudiante de un profesor, que no da el ejemplo, qué autoridad puede tener ante eso chavalos?”.

Agrega que los maestros, después de una reciente toma de ese centro de estudios por parte de algunos estudiantes, ahora llaman “Terroristas, delincuentes” a los alumnos que participaron, y los amenazan con aplazarlos en conducta.

Los maestros tienen poder para utilizar su autoridad, y se puede ver reflejado en las notas principalmente en conducta.

La señora Chávez considera que la protesta que hicieron los estudiantes fue simplemente para defender sus derechos y pedir el despido de la directora, pero su demanda no fue escuchada.

“Los chavalos lo que pedían era ser escuchados, elegir el color del uniforme que usarían en el desfile de las fiestas patrias de Septiembre. Hicimos varias actividades para recaudar fondos, para invertir en la banda musical, pero la directora nunca rindió cuentas de nada. Por el contrario, si faltaba una tecla de la lira nos decía que debíamos pagarla los padres de familia”, sostiene la representante de éstos.

Líder estudiantil justifica violencia

Por su parte, Johnatan Chávez de 16 años, Presidente de la Federación de Estudiante de Secundaria FES, estudiante del quinto año en el INO, manifiesta que algunos maestros y la directora del centro violentaban los derechos de los estudiantes.

“Cuando nosotros acudíamos a la directora, ella nos tiraba la puerta, nos respondía autoritariamente y nos decía “ya se tomó tal decisión”. Ella ponía una barrera entre la dirección y los estudiantes, nosotros tenemos derecho a la comunicación!” expresa.

Agrega que la directora imponía sus leyes alegando que era la decisión orientada por el Ministerio de Educación. Un ejemplo de eso fue lo que hizo con los estudiantes al dejar que practicaran y tres días antes del desfile, prohibió que participaran, a pesar que sus padres habían gastado en los uniformes de gala.

“Por esa razón pedíamos el despido de la directora, y decidimos tomarnos el instituto de manera pacífica. Tiramos morteros al aire, como manera de manifestar nuestra protesta”, justifica el líder estudiantil.

Durante la toma del centro se identificaron a 40 estudiantes que participaron, ninguno de ellos fue acusado judicialmente por el acto.

La dueña de un bar vecino, quien no quiso identificarse por temor, aseguró que los estudiantes presuntamente saquearon su negocio, en el que tenía invertido más de 15 mil Córdobas en productos.

En la revuelta, el estudiante Manuel Espinoza de 17 años, recibió una pedrada en la frente por parte de otro estudiante y fue intervenido con una cirugía de emergencia, su mamá no quiso dar detalle sobre el tema, no presentó demanda porque llegó a un arreglo con los padres del joven agresor.

Autoridades educativas tímidas

Mercedes Espinoza, Delegada del Ministerio de Educación Cultura y Deporte en León, explicó que no expulsaron a los alumnos porque las autoridades educativas consideran que no es la mejor decisión, pues todos perderían el año escolar y ningún centro educativo les daría matricula con esos antecedentes.

Este acto de violencia estudiantil es el mas reciente. Algunos docentes recuerdan algunas agresiones sufridas en los últimos años.

Leoncio Duarte, profesor de inglés de larga trayectoria en el sistema educativo (público y privado) en León, recientemente fue víctima de dos estudiantes de secundaria, quienes inconformes porque reprobaron en su clase, llegaron hasta su casa y lanzaron contra ella una lluvia de piedras.

“Me encontraba en mi casa. En la noche estábamos celebrando un culto, cuando de pronto empezamos a escuchar y sentir piedras que caían en la casa, tuve temor que una de esas piedras hiriera a mi mis hijos, mamá y mi esposa.

Ví, y reconocí a dos estudiantes del instituto que lanzaban piedras y dañaron el techo de mi vivienda, enojados porque no pasaron la clase. Hablé con ellos para tratar de calmarlos, hasta que por fin dejaron de lanzarme piedras” refiere.

El profesor Leoncio, interpuso una denuncia en la Policía de León por esa agresión, con el fin de crear un precedente, pero no se procedió judicialmente por tratarse de menores de edad, protegidos por el Código de la Niñez y Adolescencia, vigente en el país desde Mayo de 1988 .

El docente Zelmar Ortiz, también ha sido víctima de los estudiantes. Según refiere, los estudiantes, le han amenazado y le han faltado al respeto en algunas ocasiones.

 Policía expresa confianza

El Teniente Mario Ruiz, encargado de Asuntos Juveniles de la Policía en el departamento de León, asegura que los índices de violencia en las escuelas han disminuido, en relación a los años anteriores y los “conatos” han sido resueltos de manera pacífica.

“Hemos trabajando en coordinación con La Junta Departamental de Apoyo a la Niñez, Adolescencia y Juventud Leonesa JDANJUL, integrada por instituciones del gobierno, entre ellos el Ministerio de Educación Cultura y Deporte, Ministerio Mi Familia, Ministerio de Salud, Alcaldía de León, Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNAN León y Ongs.

Con los programas DARE, y “Plan Colegio”, se ha capacitado a los estudiantes contra el uso de las drogas y consumo de bebidas alcohólicas, causa de algunas alteraciones al orden en centros de estudio.

Según el Teniente Ruiz, los mayores índices de violencia se producen en los Institutos Nacional de Occidente INO, Jonh F Kennedy, Mariano Barreto, Modesto Armijo, los de mayor población estudiantil en la ciudad de León.

El teniente explicó que desde el año 2005 la JDANJUL trabaja arduamente, con más de 2 mil estudiantes, de todos los centros de estudio de los diez municipios del departamento de León, logrando disminuir los casos de violencia.

Para eso se han llevado a cabo actividades recreativas y educativas, encuentros juveniles, y charlas de educación en la fe con diferentes grupos religiosos.

Asimismo se han capacitado sobre el uso y consumo de drogas, el efecto nocivo puede tener el uso de este tipo de sustancias en el cuerpo de un niño, adolescente o adulto, con el fin de crear conciencia y que ellos mismos puedan reflexionar sobre ese problema.

Maestros menos optimistas

Orlando Betanco, con 22 años de experiencia en la docencia, afirma que ha habido un incremento en los casos de violencia, aunque no existen estadísticas oficiales. Estima que en los últimos tres años se han observado más frecuente los pleitos entre chavala y chavalos en las aulas de clase, y que las agresiones verbales de los alumnos contra el maestro, son más constantes.

“Las causas son desintegración familiar y alto consumo de alcohol. En el último mes hemos hecho cinco decomisos de ron en el centro, ellos introduce esas bebidas con la ayuda de algunas niñas”, afirma.

El maestro estima que la desintegración familiar es una de las causas de esta violencia, y que la ausencia de los padres en las reuniones es notoria, pues de cien padres de familia invitados, sólo asisten quince o veinte.

Los muchachos en ocasiones son tutelados por abuelos u otros parientes, porque sus padres han emigrado.

El Instituto Nacional de Occidente INO, ubicado en el barrio de Guadalupe, al sur de la ciudad, está rodeado de expendios de licor, a pesar que existe una ley que prohíbe ese tipo de establecimientos en las inmediaciones de los centros de estudio, así como la venta a menores de edad.

Fenómeno post guerra?

Orbelina Granados Toruño, Directora del Centro Educativo Cristiano, educadora con más de tres décadas de experiencia, considera que se debe hacer un análisis de los jóvenes que están presentando problemas de violencia.

“En la década 80, hubo una revolución en Nicaragua, hubo un cambio social muy importante, los jóvenes de esa época se formaron en la montaña donde anduvieron en la guerra; también fueron a alfabetizar; se convirtieron en padres por casualidad, sin haber planificado un hogar”, expresa.

“Esto ha tenido consecuencias; estos padres han criado hijos sin dirección y dominio, y ahora están presentando problemas. Lo podemos ver reflejado en la violencia que se vive en las aulas escolares, son los hijos de estos hombres y mujeres que hace más de 30 años vivieron esa experiencia”, argumenta la docente.

“Para eliminar esta violencia se debe de trabajar con los padres de familia, para que ellos asuman el papel de padres; puedan responsabilizarse por sus hijos y no dejen el trabajo de la educación de sus hijos a los maestros”, indica Granados Toruño.

Líder de Maestros analiza

La Secretaria General de la Federación de Docentes de León ANDEN, Bernarda López explica que el gremio ha analizado la violencia que se vive en las aulas de clase, y consideran que este problema tiene muchos factores, entre ellos sociales y económicos. Además, tienen mucha influencia los medios de comunicación especialmente la televisión, en el abordaje de los temas de violencia.

Para la líder del magisterio leonés, la televisión presenta escenarios duros, los pleitos familiares los presentan en vivo, accidentes con escenas que califica de “terribles”.

“Esto hace que el niño desde pequeñito, vaya creando en su mente que toda esa violencia es algo natural”, afirma.

Agrega que los padres y madres no tienen una dirección única para la educación de los niños, y otro factor que incide, es la violencia intrafamiliar.

“Esta violencia la vemos reflejada en las aulas de clase, hemos tenido casos donde ha llegado la mamá y la alumna a agredir a la maestra en el aula de clase”, sostiene la líder del magisterio.

Considera que existe un mal manejo del Código de la Niñez y la Adolescencia por parte de los maestros, quienes no actúan por temor de ser acusados de violencia. “Nos hace falta manejar la correcta aplicación del Código de la Niñez”, reconoce.

Admite que el Código demanda a la responsabilidad de los padres, pero en la realidad muchos de estos niños no tienen quien responda por sus actitudes. “Para nosotros resulta muy complicada enfrentar esta desestructuración”, revela.

Sostiene que los maestros están haciendo un trabajo de sensibilización en las aulas de clase, lo que no resulta fácil.

La mayor problemática de violencia se da entre estudiantes de secundaria, pues los padres en ocasiones los tratan como niños, y en otros casos como adultos, ocasionando confusión en el muchacho, que tiene conducta desenfrenada, afirma la líder magisterial.

Menores no están exentos de la ley

Según la Fiscal de Menores, con la reactivación de la Comisión Municipal de la Niñez en León, coordinado por El Ministerio de Educación, Mi Familia, Juzgados Tribual de Apelaciones, realizan una campaña de educación acompañada de capacitaciones, que recién inició y concluirá el próximo mes , dirigida a los directores de centros educativos.

Se inició con el tema Violación y Acoso Sexual, por ser uno de los problemas más delicados, mas difíciles. Aborda la responsabilidad que deben tener los directores, en caso de presentarse un delito sexual; cómo se debe proceder en estos casos, y responsabilidades penales en la que incurre si no se denuncia.

Adelantó que instruirán a los estudiantes, sobre el Código de la Niñez y la Adolescencia, que plantea que los menores son sujetos de derechos y deberes, y por ser menores no están exentos de ser procesados penalmente. El artículo 95 del Código de la Niñez y la Adolescencia establece que “los niños y niñas que no hubieren cumplido los 13 años de edad no serán sujetos a la Justicia Penal Especial del Adolescente”; por tanto, los que ya cumplieron esa edad si deberán responder.

Estudio revela maltrato de maestros

Liliana Novoa Toruño, Coordinadora del Área de Prevención de la Asociación “Mary Barreda” en León, explica que ese ONG realizó un estudio sobre la violencia entre niñas, niños y adolescentes, en todas las escuelas urbanas y rurales del Municipio León, como parte del seguimiento del primer estudio que se hizo en el 2005, donde se identificó que había problema de violencia verbal, física y sexual.

En el año 2009 se hizo otro sondeo con el apoyo de UNICEF, y se coordinado un sondeo participativos con la participación de los maestros y los estudiantes.

Este último estudio reflejó que los niños y niñas están viviendo violencia en las aulas de clase, que maestros maltratan a los alumnos con gritos, amenazas y chantaje y les dicen “ no pasas la clase”.

Hay maestros que abusan de las niñas y niños, en el aspecto sexual, imponiendo su posición y autoridad; valiéndose de su condición de adultos, ejercen su ventajas ante el menor, las niñas y niños estas viviendo violencia psicológica.

En este estudio sobre la violencia participaron 509 personas 79 adultos y el resto fueron niños y niñas y adolescentes.

Otro hallazgo es que los estudiantes están consumiendo drogas y bebidas alcohólicas, dentro de las aulas de clase.

Los padres de los menores están ausentes, generalmente han emigrado principalmente a Costa Rica, Estados Unidos o España, los menores quedan al cuido de un hermano mayor, ha cargo de un pariente o vecino.

Todos estos hallazgo nos refleja que los niños y los chavalos chavalas no estas recibiendo respuesta a su demanda y por ese motivo están actuando de esta manera refiere Novoa.

Agrega que muchos chavalos y chavalas están viviendo situación de violencia en su casa y esta violencia la están manifestando en las aulas escolares.

Los niños, niñas y adolescentes manifiestan que el problema lo tienen en sus propios hogares, con sus padres.

“Los chavalos nos han manifestado que en algunos casos los padres le dicen que lleven cuchillos o palos para que le peguen a los chavalos que le quieran golpear.

El problema esta yendo más allá y de no tomarse medida inmediatas puede generar un mayor problema a largo plazo.

Esta violencia se está viviendo de igual manera en los centros educativos tanto privado como público.

La familia está dejando la responsabilidad de la educación de sus hijos a las instituciones educativas y sabemos que la responsabilidad de los padres no se le pueden trasladar a los maestros”. refiere Novoa.

Recomendaciones

Liliana Novoa Toruño, hace las siguientes recomendaciones:

En primer lugar que se tomen el tiempo para escuchar a los niños y niños.

Que traten de verlos como niños, niñas y adolescente y no como adultos, hay que recordar que vamos creciendo y vamos viviendo etapas de cambio.

Que trate de acercarse a la familia de la misma manera que se habla con los chavalos y chavala, hay que hablar con los padres.

Cuando se presente una situación que requiera de ayuda especializada que recurra a los centros alternativos, donde pueden mandar a los chavalos.

“Nosotros estamos dando ayuda especializada a niños, niñas y adolescentes y a sus padres que requiere ayuda, le damos seguimiento hasta que su situación mejore” refiere Novoa.

Posición del ministerio de Educación

Mercedes Espinoza, delegada departamental del Ministerio de Educación Cultura y Deporte de León, señala que el departamento cuenta con una población estudiantil 104 mil estudiantes, de preescolar hasta quinto año en todas sus modalidades con una retención de un 95 por ciento.

Espinoza explica que desde el año 2007 , el Ministerio de Educación, ha venido trabajando conforme sus políticas educativas, una de ellas “ Una Mejor Educación” esta diseñada de cara a la formación de los maestros y de los estudiantes y esta formación tiene que venir desde los hogares.

Para eso nos hemos trazado a través de las unidades de consejería escolar programas que vaya más allá de las aulas de clases que llegue a los hogares a la familia, consideramos que la educación de la niñez, debe ser una triangulación entre maestros estudiantes, padres de familias y la sociedad.

Desde las consejerías escolares, hemos venido preparando a los maestros consejeros para darle atención a los niños, adolescentes que presenten problemas de conducta.

A través de las consejería hemos dado tratamiento a las familias a través de “la escuela a padres” y también se le da atención a los maestros de las aulas de clase.

“Sabemos que reeducar es más difícil que educar”. Estamos tratando de evitar expulsar a los estudiantes, por que consideramos que esta no es la solución, ¿Que si hay violencia o no, no es lo más importante si no lo que estamos haciendo para evitarla refiere la delegada departamental.

Recientemente se procedió a capacitar a más de 200 consejeras del departamento de León, cuyo propósito es identificar los problemas de los alumnos para darle atención adecuada.

Costo de la violencia

Según estadística del hospital escuela Oscar Danilo Rosales de la ciudad de León, cada hora llega un lesionad por violencia. Julio Rocha explica, que el costo de las lesiones atendida en el hospital de León representa una gran carga para el centro, un estudio refleja que el 20 por ciento del presupuesto es invertido en la atención de los pacientes, en los que se gasta 90 dólares por día, sin incluir costo por suministro como: radiografía, yeso, medicamentos, exámenes de laboratorio, ni costo de equipos.

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Auxiliadora

Esta Muy bueno te felicito por abordar este tema de mucho interes además es una realidad que no podemos obviar

Fecha: 16/12/2010 19:41.


gravatar.comAutor: maryuri

me parece muy interesante el tema q abordo, es un problema que muchas vecesno se le presta la devida atencion , creo q con esto las autoridades deben de despertar y hacer algo al respecto .. los jovenes son el futuro del mañana... la felicito por ese exelente trabajo

Fecha: 17/12/2010 23:27.


Autor: Lorna Equiel

exlente tmma pero berian da mas seguimiento a esetipo detema

Fecha: 07/02/2011 17:19.


gravatar.comAutor: ANABELL

EXELENTE REPORTAJE YA QUE CON ESO SE AYUDA A COCINETISAR QUE LOS AULUNNOS BAN ALAS AHULAS DE CLASE AH ESTUDIA NO HA ESCUCHAR QUE TU PROFESOR TE DISE QUE ERES UN BURO. PERO TANBIEN HAY QUE ACLARAR QUE LOS ALUMNS NO SE PUEDEN APROBECHAR DE DE ESO PARA SABOTEAR LAS CLASE YA QUE ANBAS PARTE MERESEN RESPETO

Fecha: 27/05/2011 23:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.