20140618175359-oscar.jpg

MSc. Oscar Martínez Salgado

 

El turismo en Nicaragua sigue creciendo a un ritmo acelerado en llegadas de turistas procedentes de diferentes partes del mundo, pero claro está que en dependencia de la cercanía al país unos tienen más presencia que otros.

 

Entre tanto, las estadísticas demuestran que estos turistas están gastando menos dinero que en años anteriores, pero con esta reflexión no me voy a centrar si estas personas del extranjero gastan más o menos dinero en el territorio nacional, sino más bien en el servicio que está ofreciendo el sector restaurantero a los clientes tanto nacionales como extranjeros que visitan estos lugares.

 

Así mismo, cómo académico investigador que quiere enseñar a sus estudiantes, futuros emprendedores, la mejor manera de ofrecer un buen servicio a los clientes, me he interesado desde hace varios años en realizar estudios de esta índole y me sigo encontrando en el territorio nacional con el mismo problema de hace 5 años, y es acerca del mal servicio que ofrece el sector restaurantero.

 

No obstante, el ente regular del sector turístico (nacional) y los empresarios que se encuentran insertados en esta actividad, siguen apostando por el turismo, pensando que en un futuro inmediato ocupe el primer rubro generador de divisas y que los turistas tengan más presencia en otras zonas que no han sido aprovechadas en materia de turismo, hasta el día de hoy. También afirma, “el presidente de la Cámara Nicaragüense de Turismo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (CANTUR), que al incrementar el número de visitantes extranjeros y las divisas generadas en concepto de turismo depende de la calidad de los servicios”.

 

Pero en ciudades y municipios con más presencia del desarrollo turístico es dónde se está presentando con más frecuencia este tipo de situación, quizás este problema radique en que los sitios con mayor potencial turístico tienen más llegadas de visitantes y tal vez estas empresas no pueden satisfacer la masiva demanda de clientes a estos locales, sin embargo este mismo problema lo estoy encontrando en zonas donde hay más presencia de clientes nacionales.

 

Por otro lado, siguen apareciendo nuevas infraestructuras restauranteras, otros haciendo mejoras en sus establecimientos y algunos propietarios afirmando que “El servicio al cliente es primordial para tener éxito en los negocios”, pero hoy en día no he leído, ni escuchado por ningún lado decir: ¿Qué se hace por la empresa?, ¿Si la oferta satisface a la demanda?, ¿Si el recurso humano es el suficiente para el negocio?, ¿Qué tipo de investigaciones se está haciendo para mejorar el servicio?, ¿Qué se innova para la empresa?, ¿En qué se está capacitando o se debe capacitar a los colaboradores?, entre otros elementos que son necesarios e importantes para el crecimiento y éxito de la empresa turística. Afirmo esto, porque he visto y he sido víctima del mal servicio que ofrecen estos establecimientos, además de las investigaciones que he realizado en el transcurso de varios años. 

 

Considero que el cliente no tiene la necesidad de hasta silbarle al mesero para ser atendido o ayudar a pasar el  plato de un cliente a otro de la misma mesa, porque este es el trabajo del propio mesero, mientras que esta persona se encuentra con la fiebre de estar chateando, llamando por celular, conversando con su compañero de labores o viendo hacia la pantalla del T.V. de la actividad que ha sido planificada estratégicamente para atraer al cliente y lo menos que tienen estas personas que laboran de mesero, es ser cortés con sus clientes.

 

Finalizo con las siguientes interrogantes:¿Hasta cuándo se les ofrecerá a los clientes nacionales y extranjeros un buen servicio en los restaurantes de nuestro país?, ¿Está preparado el sector restaurantero de Nicaragua para ofrecerle un buen servicio a los turistas que llegarán a los sitios turísticos que el Instituto Nicaragüense de Turismo está promocionando?, ¿Será que al sector restaurantero solo quiere enfocarse en el cliente extranjero porque este casi no se queja?, ¿O es que los clientes tienen necesidad de alimentarse y los empresarios turísticos se conforman con lo que ofrecen en su empresa turística?

 

Pues estas y otras interrogantes serán respondidas, hasta que los propietarios de estos negocios turísticos se den cuenta que sus clientes ya no lo están visitando con más frecuencia, por ende el tiempo lo ha alcanzado y la empresa muy seguro ha llegado a su declive.

Docente de Turismo

UNAN – León, Nicaragua

osfms@yahoo.es 

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.