20160121163856-cindy.jpg

Cuando tenía 16, Roger Legel, un fotógrafo local de mi pequeña ciudad DeKalb, Illinois, me preguntó si me podía fotografiar para el periódico de la universidad. Yo acepté, y él me hizo esta foto en la piscina del jardín trasero de mi novio del instituto. Yo era todavía una adolescente y soñaba con convertirme en algo grande", así ha relatado Cindy Crawford cómo se gestó la fotografía que catapultó su carrera como modelo.

"Hacer esta primera foto cambió mi vida. El fotógrafo me animó a ir a Chicago para intentar encontrar un agente. En este momento, mi padre pensaba que ser modelo era una forma bonita de decir que eras prostituta, así que mis padres fueron muy protectores conmigo. Fui a Chicago y terminé firmando con Elite".

Y así, casi sin pretenderlo, comenzó una de las carreras más célebres de la industria de la moda.

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.