Los miembros del Colegio de Periodistas de Nicaragua, CPN, Filial-León, repudiamos totalmente las pretensiones totalitaria del Presidente Nacional de facto, Leonel Laguna, que en repetidas ocasiones ha citado a reuniones operativas con el objetivo de hacer proselitismo gremial a su favor en sus pretensiones de obtener un nuevo cargo en la próxima Junta Directiva a desarrollarse en el próximo congreso.

El señor Laguna desde el año pasado visito León, solicitando reuniones operativas con el fin de destituir a la ex presidenta Marianela Flores, ofreciendo a cambio beneficios sociales que nunca se cumplieron, entre ellos; Laminas de Zinc a través del Programa Plan Techo, Lotes de Terreno, Viviendas, Lentes de Medida, así como establecer mejores relaciones con los miembros de la Junta Directiva Departamental que resultara electa.

 Pese que el señor Laguna fue invitado en calidad de observador al proceso eleccionario, este rehusó su presencia u oponiéndose en enviar a un representante de la Junta Directiva Nacional. Paralelo a estas medidas otro sector de colegiados adeptos a él, colegiaron a estudiantes de Periodismo de distintos puntos del territorio nacional y a menos de 24 horas del proceso eleccionario cuando ya estaba establecido un padrón electoral. El padrón pasó de 35 miembros a un total de 72 con los nuevos inscritos apresuradamente.

El pasado martes 22 de julio a las 4:00 p.m., en la Casa de Cultura de León, el señor Laguna se presento una vez más con la intensión de informar que la Junta Directiva Departamental no fue reconocida por la Junta Directiva Nacional, y que el caso iba a ser expuesto ante el Congreso Nacional.

Por lo tanto, consideramos que Laguna y demás miembros de Junta Directiva de facto, no pueden constituirse como Tribunal Electoral ni Tribunal de Apelaciones, ya que en ningún capitulo o artículo de la Ley Creadora del Colegio de Periodistas de Nicaragua, (Ley 372), establece funciones plenipotenciarias.

  Estas posiciones adoptadas por Laguna son divisionistas y sectarias, arriesgando la integridad y unidad del CPN.

Cabe hacer mención que la Asamblea General del CPN-León, es autónoma, y las decisiones gremiales así como las elecciones desarrolladas en enero del presente año cumplieron con todos los requisitos establecidos en la Ley 372.

 

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.